La gratitud como camino hacia la felicidad

gratitud y felicidad

En el artículo anterior hablábamos sobre creencias limitantes, sobre autoestima y comentábamos que una forma de ayudarnos a aumentar nuestra autoestima es la gratitud. En el Yoga también se entiende la gratitud como camino hacia la felicidad o, mejor dicho, satisfacción (“santosha”).

Uno de los principios éticos del “Hatha Raja Yoga”, que tienen que ver con cómo nos relacionamos con nosotros mismos es “santosha”, que suele traducirse como “contentamiento” (palabro que es adaptación del término inglés “contentment” que significa “satisfacción”).

Pero, ¿a qué se refiere el Yoga con “satisfacción” o “contentamiento”?

El “contentamiento” del Yoga no significa que un@ tenga que estar alegre o content@ siempre ya que la felicidad (igual que el sufrimiento) es transitoria. El “contentamiento” al que se refiere el yoga, en cambio, “se mantiene estable ante los inevitables vaivenes del mundo dual”, tal como nos dice Naren en este post.

Swami Satchidananda lo define como “simplemente ser como somos, sin ir hacia cosas exteriores para la felicidad. Si algo llega, lo aceptamos. Si no llega, no importa”.

Entonces, ¿cómo podemos lograr ese estado de satisfacción?

Swami Satchidananda ya nos da una pista en esa cita: un paso es la “aceptación” que, ¡ojo! no es lo mismo que “resignación”. Pero sobre esto ya hablaremos en otro artículo.

Otro paso hacia “santosha”, como dijo Andrei Ram cuando le pregunté, es practicar la gratitud. Pues mucho se ha escrito ya sobre los beneficios de hacer el ejercicio de agradecer.

La gratitud como puerta hacia la felicidad

Pero, ¿qué podemos agradecer?

Hay días en los que nos puede resultar más difícil encontrar motivos por los que sentir gratitud. Pero, como dicen muchos maestros, no es necesario que sucedan cosas extraordinarias para sentirnos agradecid@s.

El maestro budista zen Thich Nhat Hanh dice: “Simplemente el respirar es un regalo”.

O Swami Premananda sugiere:“Todos los días por la mañana deberíamos agradecer a lo Supremo que hemos sido privilegiados con una vida así. Sólo entonces la utilizaremos sabiamente, con atención, cuidado, comprensión y concentración”.

¿Cómo nos lleva la gratitud a la felicidad?

En la vida nos suceden cosas buenas y cosas no tan buenas. Por un lado, la gratitud tiene que ver con valorar estas cosas buenas, por cotidianas que sean, y llevar nuestra atención hacia ellas, tornando así, el color del cristal con el que vemos la vida, en un tono más agradable.

De hecho, se han realizado estudios sobre los beneficiosos efectos de regodearse en lo bueno de la vida, hasta tal punto que a ello se le ha asignado un término propio: el “savoring”, o sea “saborear”, que va un poco más allá de “disfrutar las cosas buenas que tiene la vida la, la, la”, como dice la canción.

En estos estudios, encabezados por el psicólogo de la Loyola University de Chicago, Fred Bryant, se ha observado que valorar lo bueno de la vida (“savoring”) nos ayuda:

  • a construir relaciones más fuertes,
  • a mejorar nuestra salud física y mental
  • y a encontrar soluciones más creativas a nuestros problemas.

Y una de las formas para valorar lo bueno de la vida es, por supuesto, cultivar la gratitud.

Pero, ¿y ante las cosas no tan buenas?

Debemos hacer la siguiente distinción: sentir gratitud / practicar gratitud.

Difícilmente nos sentiremos agradecid@s ante un evento que nos da infelicidad, pero lograr tener una actitud de agradecimiento nos puede resultar de gran ayuda ya que, tal como se explica en este artículo, nos ayuda a construir un sistema inmune psicológico que nos amortigua cuando caemos.

Dice la ciencia que las personas agradecidas son más resilientes. Y no sólo eso, también concluyen que las personas que cultivan la actitud del agradecimiento son más felices, sufren menos depresiones, adicciones o desgaste laboral. Algo que tiene bastante sentido.

Incluso hay estudios científicos como éste, que muestran que la gratitud y el bienestar espiritual se relacionan con un mejor estado de ánimo, mejor calidad de sueño o menor fatiga y que plantea que ejercicios que ayuden a aumentar la gratitud podrían ser un tratamiento adecuado para mejorar el bienestar de pacientes con patologías cardíacas.

¿Cómo cultivar la gratitud? 

La actitud de sentirse agradecid@ incluso por las pequeñas cosas del día a día se puede entrenar. Algunas formas de hacerlo:

  1. Escribe 3 cosas que agradeces de tu día. Puedes tener un cuaderno de gratitud y anotar en él, cada día, aquellas 3 cosas, pequeñas o grandes, por las que sientes gratitud.
  2. Triple ejercicio. Por la noche, pensando en tu día, escribe estas 3 cosas:
    1. Algo que agradeces de ese día
    2. Algo que te ha hecho reír o sonreír (a veces es difícil!)
    3. Algo que quieres recordar de ese día
  3. Escribe un mensaje a alguien a quien tengas algo que agradecer y no se lo hayas expresado suficientemente
  4. Da un paseo consciente en un entorno agradable, disfrutando de cada paso, cada imagen y cada sonido.
  5. Agradece tu comida antes de comerla. Suena peliculero pero un instante de tomar conciencia de que vas a tener el privilegio de comer (y no sólo una vez) hoy, es una gran práctica.

Hay muchos ejercicios más que nos pueden ayudar a cultivar este sentimiento. Si quieres medir  cuán agradecid@ eres tú, aquí puedes hacer un test de 20 preguntas para averiguarlo (en inglés).

Puedes jugar a hacer este test y observar si la gratitud lleva a alejarte un poco más de la queja y de la envidia y a acercarte a la satisfacción, o “santosha”. Sólo por eso habrá valido la pena leer este post, comentarlo y difundirlo al máximo 🤣.

“Hay personas que se quejan por que las rosas tienen espinas; yo, en cambio, agradezco que las espinas tengan rosas”

Jean-Baptiste Alphonse Karr

Te mando un cariñoso abrazo y te agradezco mucho que me leas,

N de nuria

pack de clases gratis

Apúntate aquí para recibir,  a diario durante una semana, sesiones breves de Yoga que te ayudarán a encontrar tu momento de paz en tu día a día.

curso yoga gratis
Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas

Aquí tienes algunos de los posts publicados anteriormente y que te también te interesarán. Espero que disfrutes de su lectura.. ¡y de la práctica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *