Yoga para niños en casa

Aquí comparto una clase online de yoga para niños. Una sesión de casi media hora en la que los peques de la casa se divertirán buscando un tesoro, mientras practican yoga y descubren divertidas posturas y ejercicios. El yoga para niños ayuda a mover todo el cuerpo, aprender a respirar, ganar flexibilidad y fuerza, a concentrarse y, lo más importante para toda la familia: ¡disfrutar!

 

La palabra “yoga” tiene muchas definiciones. Una forma sencilla de definirla podría ser: método que busca la trascendencia espiritual a través de la purificación del cuerpo y el aquietamiento de la actividad mental. 

Cierto es que no todo el mundo que practica yoga busca dicha trascendencia, pero la mayoría de practicantes seguramente hacen yoga para cuidar su cuerpo y/o calmar su mente. 

También es cierto que, con la práctica habitual de yoga se obtienen muchos beneficios más, a parte de los ya mencionados (y principales) y que podríamos calificar como “efectos colaterales”. Algunos ejemplos son: reducir dolencias, prevenir lesiones, mejorar nuestra flexibilidad, tonificar nuestra musculatura, reducir el estrés, cultivar la introspección, mejorar nuestra concentración y creatividad, etc. 

¿Para qué puede servir el Yoga para niños?

Al igual que muchos tipos de yoga están ahora muy difundidos en casi todo el planeta, cada vez más se oye hablar del “yoga para niñ@s”. Pero, el “yoga para niñas y niños”, ¿es como el de adult@s?

En el caso de los peques de la casa, digamos que el desarrollo espiritual, la purificación del cuerpo o la quietud mental no serían unos objetivos muy necesarios. Por ello, el yoga que se ha desarrollado en los últimos años como “yoga infantil” es una adaptación. Se toman algunos de los recursos del yoga (en particular, del “hatha yoga”) y se adaptan a las necesidades y capacidades de los infantes.

De este modo, practicar yoga infantil es de gran ayuda para:

  • Aumentar su propiocepción. Tomar conciencia de su cuerpo; de cómo se mueve y se puede flexionar y de cómo lo sienten. Esto contribuye, además, a que aprendan a escuchar su cuerpo.
  • Respirar con conciencia. A menudo observamos que la respiración de muchas niñas y niños es por la boca. Tanto el yoga como la medicina moderna cada vez más promueve el prestar atención a respirar por la nariz (sobre todo la inhalación). Para el yoga, la respiración es fundamental y en los ejercicios se hace mucho hincapié en ella, así que para los niñ@s resulta de gran ayuda descubrir el gran tesoro que es el poder cuidar su respiración. Y aprender que si la alargan, si aprenden a suspirar.. cuando estén en una situación de nervios o tensión, les ayudará a gestionar sus emociones.
  • Adquirir un hábito saludable. Uno de los mayores regalos que podemos hacer a las próximas generaciones es enseñarles cómo cuidar de sí mismos. Acostumbrarse a prestarse atención a si mismos con el Yoga es un gran privilegio.
  • Favorecer la interrelación y cultivar el amor. Para nuestros peques, la mayor ilusión es tener nuestra atención y que juguemos con ell@s. Qué mejor forma de hacerlo que con el Yoga en familia. 
  • Entrenar la atención. Atención a las indicaciones de la profe, a los movimientos que hacemos, a las personas a nuestro alrededor..
  • Desarrollar la fantasía. En las clases de yoga infantil se utiliza mucho el recurso de las historias y la imaginación es una herramienta fundamental. 

Pero, ¿y si no podemos ir con nuestros peques a tomar clases de yoga?

Cómo hacer Yoga con niños en casa

Cuando pasamos mucho tiempo con los peques en casa (algo que desde hace unos meses nos resulta familiar), necesitamos algún recurso que ayude a que se muevan, respiren y se diviertan.

Tras recibir varias peticiones por distintos canales: respuestas a la newsletter, grupos de whatsapps del cole, amigos, contactos de Instagram.. cuando tuvo lugar el confinamiento en 2020, toda la familia nos pusimos manos a la obra para hacer la clase que incluye este post.

Se trata de una clase de yoga para practicar con las niñas y niños de la casa. Y digo “con” porque no es de un entretenimiento sólo para la/el menor, sino para toda la familia, ya que también está pensada para que los adultos se muevan y disfruten cuidándose. 

La sesión incluye pranayama y relajación (aunque ésta es más corta que en una sesión de adultos -por razones que te parecerán obvias si tienes peques cerca..-).

El leit motiv de este vídeo de yoga en familia es un viaje en busca de un tesoro.. Sabemos que hay un tesoro, pero no lo vemos a nuestro alrededor, así que emprendemos un viaje durante el cual descubriremos animales, medios de transporte y remotos lugares…

Esta sesión está pensada para que, además de diversión y movimiento, facilite a niñ@s y adult@s un momento para:

🌟Tomar conciencia de nuestro cuerpo

🌟Fijarnos en nuestra respiración

🌟Trabajar nuestra atención

🌟Mejorar nuestra presencia 

🌟Ayudar a concentrarnos

🌟Ayudar a que los peques se relajen

Este vídeo tiene una 2ª parte, que puedes ver aquí (añadir enlace siguiente post)

 

Espero que lo disfrutéis mucho!

Cuéntame, en comentarios, qué tal os ha ido con la clase.

Y gracias por compartir el vídeo con tus amigxs, familiares, conocidos del colegio de tus hijxs, etc.

Un abrazo,

N de nuria
Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas

Aquí tienes algunos de los posts publicados anteriormente y que te también te interesarán. Espero que disfrutes de su lectura.. ¡y de la práctica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *