Quién soy yo y la autoindagacion

quien soy yo

¿Qué contestas a la pregunta “¿tú quién eres?”? Tu nombre, tu profesión, tu origen o tu género no son suficientes para responder. El Yoga nos enseña a trascender aquello con lo que normalmente nos identificamos. En este artículo te comparto enseñanzas de varios maestros sobre este tema.

Quién soy yo y la autoindagación

En una de mis primeras visitas a su estudio en NYC, Dharma Yoga Center”, Dharma Mittra preguntó a la audiencia en general: “¿Y tú quién eres?”. Y él mismo contestó: “con el Yoga aprendemos que no somos el nombre que nos pusieron nuestros padres, no somos el cuerpo, no somos nuestro género, etc.”, es decir, que la mayoría de personas nos identificamos con aspectos limitantes de nuestro ser.

Escuchar esto fue para mí sorprendente. Por un lado, porque hacía ya muchos años que no me preguntaba a mí misma “¿quién soy?” y si lo hacía, por ejemplo, al presentarme, mis respuestas eran justamente todo aquello que Dharma enumeraba como incompleto..

Recuerdo aquella charla o satsang con mucha claridad. Asimismo otro día, dirigiéndose a uno de sus alumnos más fieles a sus clases que, además de por su dominio de las posturas destacaba por la cantidad de tatuajes que lucía, le preguntó bromeando: “¿qué pasaría si un día te levantas y todos tus tatuajes han desaparecido? ¿seguirías siendo tú?”.

Aquello con lo que nos identificamos es, en realidad, sólo un aspecto

Sobre esto mismo, en posteriores ocasiones en que he visto a Dharmaji, le he escuchado decir frases como éstas que he seleccionado de su libro “Yoga Wisdom” y que aquí te transcribo:

“Tú crees que eres el teléfono móvil, sin embargo lo que eres en realidad es la señal”

Y en un mismo sentido..

“Incluso detrás de las nubes, el sol siempre brilla. El Ser real es igual. Aparta las nubes y ahí está. El Ser real está más allá de las impurezas, son la mente y el cuerpo quienes necesitan purificarse pero recuerda, Tú no eres ellos.”

Entonces, si no somos ni el cuerpo ni somos la mente, etc.. ¿qué somos?

En la filosofía del Yoga se suele hablar del “Ser”, refiriéndose a nuestra esencia o nuestra verdadera naturaleza, aquello que no está sujeto al cambio, que no se puede percibir con los sentidos y que es común a todos. Dharmaji dice:

“El Ser real es inmutable e invariable. Imagina un espejo. Puede que las imágenes que se reflejan en el espejo varíen, pero el espejo permanece igual.”

“Lo que percibes a través de los sentidos no es el Ser real. Tú eres el testigo. Intenta ser siempre el testigo”

¿Quién soy yo?

La pregunta ¿Quién soy? Es clave en las enseñanzas del gran santo de la India Ramana Maharshi, de la 1ª mitad del S. XX.

En este post Naren nos cuenta sobre un escritor inglés que en los años 1930’s tuvo un encuentro con Ramana Maharshi, que resume así:

‘Decido esperar la respuesta del Maharishi.

El continúa mirándome de forma pensativa. Quizás está reflexionando sobre mis preguntas. Diez minutos pasan en silencio. Finalmente sus labios se abren y dicen dulcemente:
-‘Tú dices Yo. Yo quiero saber. Dime, ¿quién es ese Yo?’
¿Qué quiere decirme?

Él ahora ha prescindido de los servicios del traductor y me habla directamente en inglés. El desconcierto trepa por mi cerebro. ‘Me temo que no entiendo su pregunta’, respondo sin comprender.
– ‘¿No está claro? ¡Piensa de nuevo!’
Le doy vueltas a sus palabras una vez más. De pronto una idea aparece en mi cabeza. Apunto un dedo hacía mí y digo mi nombre.
– ‘¿Y tú lo conoces?’
– ‘¡Toda mi vida!’, respondo con una sonrisa.
– ‘¡Pero ese es sólo tu cuerpo! De nuevo te pregunto, ¿Quién eres tú?’.
No puedo encontrar una respuesta apropiada para esta pregunta extraordinaria. El Maharishi continúa: ‘Conoce primero ese Yo y entonces conocerás la verdad’.”

La respuesta del santo seguro que le voló la cabeza al autor. Del mismo modo que me pasó a mí la primera vez que oí algo similar, esa vez de boca de Dharma Mittra.

La enseñanza fundamental del santo Ramana Maharshi, tal como explica Naren en su blog, es la auto-indagación. Y para ello, utiliza la pregunta “¿Quién soy yo?”.

No soy mis pensamientos

Todos creemos ser nuestro cuerpo, nuestro nombre, nuestra reputación; creemos ser nuestras ideas, gustos, opiniones; creemos ser nuestros sentimientos y pensamientos. Sin embargo, Ramana habla de una fuente profunda que nunca cambia y que solo puede ser experimentada si se aquieta la mente, que es de donde surge todo aquello que consideramos nuestro “yo”.

Pero, ¿cómo aquietamos la mente? Una de las definiciones de Yoga es justamente el camino hacia la quietud mental pero Ramana ofrece otro método:

“Mediante la indagación ‘¿Quién soy yo?’. El pensamiento ‘¿Quién soy yo?’ destruirá todos los demás pensamientos y, tal como al final se quema el palo que se usa para atizar una pira funeraria, finalmente también se destruirá. Entonces surgirá la realización del Ser”.

Pero es difícil prestar atención prolongada a la pregunta “¿Quién soy yo?”. Ramana dice:

“Cuando surgen otros pensamientos no se ha de ir en pos de ellos, sino que uno debe preguntarse: ‘¿A quién se le ocurrieron?’. No importa cuántos pensamientos surjan; a medida que aparezcan, uno ha de preguntarse con diligencia: ‘¿A quién se le ha ocurrido este pensamiento?’. La respuesta que aparezca será: ‘A mí’. Si a continuación uno se pregunta: ‘¿Quién soy yo?’, la mente regresará a su fuente, y el pensamiento que había surgido se aquietará. Con la continua repetición de esta práctica, la mente adquirirá la habilidad de permanecer en su fuente”.

El discernimiento

Swami Satyananda Saraswati, maestro contemporáneo del hinduismo y, en particular, de la filosofía advaita-vedanta, habla sobre esto en su libro “Viveka. El discernimiento entre lo real y lo no real. Vairagya. El desapego” y dice: 

“Todos sentimos una fuerte identificación con nuestro cuerpo físico y nos preocupa su estado o condición. Juzgamos a las demás personas según la condición de su cuerpo. Contemplemos esta enseñanza, usemos el discernimiento para darnos cuenta de que el cuerpo físico es en sí mismo un conjunto de sustancias perecederas”.

Entonces, ¿somos la mente? Swamiji dice:

“¿Qué es más cambiante que la mente? Ahora se siente feliz, luego se siente infeliz, ahora percibe el mundo como fantástico, luego lo percibe como algo desastroso… La mente cambia constantemente y no es objetiva, ya que siempre está condicionada”

Así pues, algo clave para darnos cuenta si nos identificamos con algo “real” es su naturaleza cambiante.

Esta no identificación con todo aquello que cambia es de las ideas que más me han impactado, aunque a la vez resonado, desde que descubrí la filosofía espiritual de la India y el Yoga. Y, aunque creo que la entiendo, debo recordármela constantemente cuando algo me angustia o me inquieta o cuando tengo algún temor.

No siempre es fácil y, por supuesto, me resulta aún más difícil cuando tengo pensamientos o emociones positivas porque, aunque son tan irreales como las negativas, por supuesto, no quiero “escapar” de ellas.

La autoindagación también es yoga

El video que acompaña este post es muy distinto a los habituales. Pero, en cierto modo, también se trata de yoga.

El Yoga como práctica completa y espiritual, nos invita a la autoindagación. A descubrir quiénes somos en esencia, a cultivar el discernimiento entre lo real y lo no real y a aquietar la mente (y trascenderla).

Como dice Swami Premananda:

“Pregúntale a tu mente de dónde surgen esos pensamientos y cuál es su propósito. Pregúntale: “¿Quién está pensando estos pensamientos?”. La respuesta de la mente será: “Yo estoy pensándolos”. Pregúntale a la mente: “¿Quién es este Yo?”.

Así pues, en este vídeo de 2’11” te comparto mi manera personal de expresar esta idea de no identificación con todo aquello que normalmente añadimos al final de la frase “yo soy…”. El audio que suena al final del video es la voz de Yoshio Hama (@activemeditation) uno de los mejores alumnos de Dharma Mittra que, a modo de canción, expresa también esta idea de lo que no somos y lo que somos.

Espero que de algún modo te inspire este post. Si te apetece compartir conmigo tus reflexiones al respecto, soy toda “ojos”. Te leo en los comentarios.

Un fuerte abrazo,

N de nuria

satsanga campus

Escuela online de Yoga & filosofía

Descubre los fundamentos de tu práctica de forma clara, a tu ritmo y desde donde estés con nuestros cursos, clases y mentorías de Yoga & Filosofía.

Historia de la filosofía del Yoga, mantras, mitología, yoga nidra son algunos de los temas sobre los que puedes profundizar en Satsanga Campus. 

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas

Aquí tienes algunos de los posts publicados anteriormente y que te también te interesarán. Espero que disfrutes de su lectura.. ¡y de la práctica!

6 comentarios en “Quién soy yo y la autoindagacion”

  1. Gracias Nuria por este artículo y poner estas notas de conocimiento de varios maestros, nos da inspiración para continuar en la búsqueda del ser. Namaste🙏

  2. Marta Armadà

    Yo cuando mi profesor me dijo que no era ni mi cuerpo ni mis pensamientos, sentí como un alivio. Me ayudó a no sentirme culpable de ciertos pensamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.