Optimismo para ganar salud

optimismo para ganar salud

En este artículo veremos que según numerosos estudios científicos, las personas optimistas tienen una mejor salud. El optimismo se puede cultivar y aquí encontrarás 10 cosas que podemos hacer para cultivar nuestro optimismo para ganar salud.

Si te interesa cultivar tu salud, seguramente sigas blogs o cuentas en redes sociales que hablan sobre hábitos saludables, ejercicios, recetas, etc…Un montón de fuentes interesantes de información que nos llenan el muro de recomendaciones sueltas (yo me incluyo).

Pero, ¿qué significa cultivar la salud? ¿Realmente por comer brócoli y hacer ejercicio -ojo, de fuerza- vamos a tener una salud plena y brillante?

Mmmm… Personalmente creo que es fundamental en nuestro camino de vida saludable es cultivar una buena actitud. Una buena actitud hacia la vida, hacia los demás y hacia nosotrxs mismxs. Una actitud amorosa, respetuosa y optimista. También el Yoga nos enseña que “santosha” o “satisfacción” es un paso necesario en nuestro camino hacia la plenitud.

A menudo me encuentro en las clases con personas que se definen como “hiperresponsables” o “muy autoexigentes”. Parece que la exigencia es sinónimo de calidad y está bien vista. Pero… ¿no será que la exigencia tiene implícita cierta tensión?

Para la ciencia también hay algo más que influye en nuestra salud y en nuestros pronósticos, a parte del ejercicio y la dieta: el optimismo.

Estudios científicos

Numerosos estudios científicos se han fijado en la importancia de tener una actitud positiva. El optimismo, se ha demostrado estar relacionado con hábitos más sanos y con mejores formas de afrontar los retos de la vida.

Aquí tienes un estudio de la Universidad de Harvard que nos lo cuenta con detalle:  (Si quieres el .pdf con el informe de este estudio, escríbeme y te lo envío).

Este estudio concluye:

  1. por un lado, que atributos psicológicos positivos como el optimismo están directamente relacionados con una mejor salud
  2. y por otro, nos dice que el optimismo se puede aprender.

Se ha observado que a mayor grado de optimismo, menor grado de riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, respiratorias e infecciones.

Si al buen grado de optimismo se unen buenos hábitos (alimentación saludable y ejercicio físico, por ejemplo) dicho riesgo de mortalidad por esas enfermedades, disminuye aún más.

En numerosos estudios (citados en el que te he referenciado antes) además, se ha observado que el optimismo se refleja también en sus analíticas.

De hecho, se ha visto que las personas optimistas presentan menores indicadores de inflamación, mejores niveles de grasas saludables en sangre, mayores niveles de antioxidantes y mejor respuesta inmune.

El optimismo se puede cultivar

Además de estos y otros indicadores, los estudios concluyen que se pueden llevar a cabo acciones para aumentar los niveles de optimismo en la población, que pueden ir desde cursos y clases hasta variados ejercicios individuales.

Así pues, sabiendo que esta actitud optimista contribuye a un sistema inmune más fuerte y a una mejor salud, pensemos, entonces, en hacerlo realidad en nuestras vidas y observar cómo podemos cultivar dicha actitud.

Aquí tienes unos cuantos ejemplos de ejercicios que te pueden inspirar para cultivar tu actitud positiva y optimista. En tu mano está hacer los que encajen mejor en tu vida y cultivar esa positividad, a la vez que es posible que te ayude a inspirar a las personas de tu entorno:

  1. Cultivar la gratitud. Al principio o al final del día puedes reflexionar, escribir o recordar conscientemente, cosas de tu vida por las que te sientas agradecida/o. Si lo apuntas, en momentos de bajón, puedes recurrir a tus notas para levantarte el ánimo. También si lo reflexionas a menudo, será fácil que lo recuerdes incluso en los días de decaimiento.
  2. Observar tu diálogo interno. Fíjate en qué palabras utilizas hacia ti misma/o. ¿Eres más exigente contigo misma/o que con las personas que amas? Tratarnos con compasión debería ser una prioridad.
  3. Hacer cosas que te diviertan o te permitan disfrutar. Que disfrutar sea un “must” en tu día a día. Aunque sean eventos cotidianos, como pisar el césped, sentir un momento la brisa u observar el cielo en el ocaso.
  4. Filtrar y observar qué te hace sentir aquello que consumes en tus redes. Lo que te “tire hacia abajo” y te haga sentir que no haces, tienes o eres suficiente… “unfollow!” (dejar de seguir)
  5. Relacionarte con personas que te sumen. Con quien sientas cariño, simpatía y que también sean positivas!
  6. Celebrar tus logros. Cualquier cosa, por pequeña que sea, por la que te esforzaste, que buscaste o que querías y que consigas, celébralo (un baile, un “tomar algo” o hacerte un pequeño homenaje son ejemplos)
  7. Cuando comentas un error, agradecer el aprendizaje que te llevas de eso.
  8. Hacer servicio. Ayuda a los demás. En yoga lo llamamos “karma yoga” y se basa en que el hacer algo por otra persona y sin enfocarte en los resultados, ayuda a reducir el ego y a ser más feliz.
  9. Cuando tengas un proyecto, hacer una lista de los distintos hitos o pasos que necesitas dar para lograrlo. Divídelo y subdivídelo tanto como sea necesario para poder ir avanzando poco a poco.
  10. Visualizar que consigues ese proyecto que deseas. Mi amado maestro Swami Premananda, solía repetir una frase muy sencilla pero directa “think good, and good things will happen” (piensa cosas buenas y cosas buenas sucederán).
optimismo para ganar salud

Optimismo y yoga personalizado

Cuando empiezo a trabajar individualmente en yoga personalizado y terapéutico, sobre todo la primera sesión, además de estudiar la postura y la respiración de la persona, realizo un cuestionario y mantenemos una conversación en la que observo muchos aspectos que me ayudan a entender cómo es la persona y cómo se relaciona consigo misma. Este factor es importante ya que suele tener una gran influencia en nuestra postura corporal y efectos que se pueden revertir con el yoga personalizado.

En esas sesiones individuales, puedo incluir propuestas que inspiren actitudes distintas y ejercicios que contrarresten los gestos somáticos relacionados con los rasgos de carácter vamos a decir.. “mejorables”. Esto me ayuda a que, al diseñar las sesiones individuales o la secuencia personalizada, disponga de mejor información para ofrecerle la práctica que le resulte más saludable.

Si quieres que te ayude en tu camino a mejorar tu salud, escríbeme aquí y quedamos. Aquí puedes ver de qué trata este yoga terapéutico y personalizado.

Gracias por leerme. Ahora me encantará leerte a ti en comentarios.

Te mando un cariñoso saludo,

N de nuria

clases personalizadas conmigo

Vivir con más alegría, más calma y más salud y menos dolores, estrés y angustia es posible gracias al Yoga que se adapta a ti.

yoga terapeutico nuria parera

Teniendo en cuenta tu rutina, tus hábitos, tu postura corporal y tu historia personal, te diseño la práctica de Yoga que mejor se adapta a ti y a tu vida.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas

Aquí tienes algunos de los posts publicados anteriormente y que te también te interesarán. Espero que disfrutes de su lectura.. ¡y de la práctica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.