Yoga sin apoyar las manos

Yoga sin apoyar manos

A menudo encuentro practicantes que sufren de dolor en las muñecas y que encuentran en esta molestia una gran limitación para hacer yoga. En este post tienes una sesión de yoga para practicar sin apoyar las manos en el suelo, que te permitirá aliviar tus muñecas mientras continúas haciendo yoga.

¿Tú también eres de hacer listas? yo soy de hacer listas y de llenarlas de quehaceres inabarcables… Incluso cuando pienso en quehaceres ociosos, ya que tengo una serie de hobbies a los que me gustaría dedicar tiempo pero que han quedado muy relegados desde que soy madre, pero es que el día tiene las horas que tiene…

Una de esas aficiones es la guitarra. 🎸 Recuerdo que fue el primer regalo de cumpleaños que recibí de Naren: una guitarra y 4 clases con un profe (y excelente músico) que daba sesiones particulares en su casa -lo de regalar experiencias es lo más😏-. La cuestión es que me gustaba mucho y tenía cierta facilidad, así que, a pesar de tener un trabajo que me ocupaba muchas horas, encontraba tiempo para practicar.

En esa época, pasaba unas diez horas al día en el despacho trabajando con el ordenador (y el mouse)… y un par de días a la semana iba a practicar yoga.

Yo no lo sabía ni me había dado cuenta pero resultó que en medio de esta vorágine de actividades, alguien estaba sufriendo.. Resulta que estaba haciendo una serie de actividades que generaban estrés a mis muñecas, hasta el punto que durante unas semanas me molestaban bastante. Esa molestia me sorprendió ya que nunca pensé que las muñecas se pudieran sentir forzadas con una vida “normal”.

Frecuente molestia en las muñecas

Años después me convertí en profesora de yoga y empecé a observar que era frecuente encontrar a alumn@s con molestias en sus muñecas y que, por tanto, sentían dolor en muchas de las posturas que hacíamos en clase, incluido el saludo al sol. Ellos sufrían porque además de la molestia en las manos se sentían frustrados y para mí era un desafío ofrecerles alternativas a las mismas posturas que hacían los demás. Mirándolo en retrospectiva confirmo lo que cada vez estoy pensando más: la práctica de yoga ideal es la individualizada.. pero bueno, eso es otro tema sobre el que puedes leer aquí.

La cuestión es que hace unas semanas, una amigalumna me comentó que se había hecho daño en una muñeca y que no podía hacer yoga..

Así que he preparado una sesión de yoga para practicar sin apoyar las manos ni forzar las muñecas.

Si contamos las horas que pasamos al día con un móvil en mano o tecleando o moviendo el mouse de nuestro ordenador podemos entender que también nuestras manos y muñecas están sometidas a estrés, forzándolas a realizar posturas y movimientos que pueden generarnos tensión y dolor.

Las manos también son chakras

Que tengamos molestias en las muñecas no significa que debamos olvidarnos de nuestras manos, en la práctica de yoga.

La clase que encuentras en este post es una sesión de yoga para practicar sin apoyar las manos, pero no significa que las manos no las utilicemos.

Las manos son chakras secundarios del chakra del corazón (Anahata).

Sabemos que las manos están muy relacionadas con la comunicación y que sus gestos y movimientos pueden influir mucho en nuestros mensajes. En el contexto del yoga, tenemos la técnica de los mudras, que son gestos conscientes que realizamos, en numerosas ocasiones, con nuestras manos.

En yoga decimos que las manos nos sirven para conectar con nuestra alma y con la práctica de mudras, movilizamos cierto tipo de energías (prana) o cualidades, influyendo así en nuestro estado mental. Un mudra puede ser, por ejemplo, llevar las palmas de las manos al corazón.

Pongámonos manos a la obra, pues, ¡y vamos a practicar!

Sesión de yoga para practicar sin apoyar las manos

La clase de hoy, más centrada en mantenernos de pie, por un lado nos dará:

  • alivio a manos y muñecas
  • fortaleza a la musculatura de las piernas
  • conexión energética con la base

Una práctica dinámica y completa de yoga que en 20 minutos seguro que te ayudará a sentirte mejor, te duelan las muñecas.. ¡o no!. ¿Y sabes qué? No necesitas esterilla.

Gracias por leer hasta aquí. Escríbeme en comentarios qué tal te sienta esta sesión o qué te gustaría que compartiera por aquí así como cualquier pregunta.

Y recuerda que si tienes alguna dolencia que te impide practicar el yoga que tienes por costumbre, puedes escribirme para que te ayude con yoga personalizado

Con amor,

N de nuria

yoga personalizado

Tu bienestar físico y paz mental al alcance de tu mano practicando yoga personalizado, 100% adaptado a ti y a tu vida.

Estrés, insomnio, dolor de espalda, ansiedad, tensión en las cervicales, pitidos en el oído, desánimo, falta de ilusión o de energía.. ¿te resultan familiares? ¿demasiado?

Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Publicaciones relacionadas

Aquí tienes algunos de los posts publicados anteriormente y que te también te interesarán. Espero que disfrutes de su lectura.. ¡y de la práctica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.